domingo, 28 de julio de 2013

El Escritor Oculto (2010) ¿No quieren más a Polanski?

Condoleeza Rice
Condoleezza Rice, la Secretaria de Estado
George Bush
¿Lo recuerdan?







Polanski: Tremendo alegato contra George Bush y su influencia

El principio y el final de la carrera de un realizador polémico


Si vamos a hablar de Roman Polanski, lo mejor es que empecemos por el final. Dejo por ahora de lado la última de todas: Un Dios Salvaje (2011). A partir de la película El pianista (2009) y la postura tomada con El Escritor Oculto (2010), retoma ese virtuosismo que lo caracterizaba en los años 70.

Roman Polanski actual
Roman Polanski - Otro Mito Polémico
Chinatown - Escena erótica
Chinatown - Al filo de la muerte
Nos vuelve a recordar a aquel realizador emigrado de Polonia y Francia, que cuenta en su haber con obras maestras como Barrio Chino (Chinatown- 1974). Mi preferencia son sus thrillers. Dejo de lado esas cintas controvertidas y perturbadoras, retorcidas y sádicas para muchos, que juegan con el terror, el mal y la locura, y que hicieron furor, como El bebé de Rosemary (1968) y Repulsión (1965), (en esta última Catherine Deneuve interpretaba un rol atípico).

Un thriller político de primera




















La sucesora de ese regreso gratificante es El escritor Oculto (2010), que si se traduce con corrección, basada en la novela homónima de Robert Harris, en realidad se llama El Escritor Fantasma- Ghostwriter (interpretado por el gran protagonista del filme, Ewan Mc Gregor, un británico, personaje enigmático y solitario que nunca menciona su nombre, y como veremos imprudente).

Escritor Oculto - Ewan Mc Gregor
Un invitado inoportuno en su última fiesta
Se trata de un thriller político, tema que Polanski trabajará con gran eficacia y maestría. Ya lo había demostrado en ese canto de cisne inesperado del cine negro llamado Barrio Chino, con un Jack Nicholson y una Faye Dunaway inolvidables.

Chinatown - Nicholson - Dunaway
Chinatown - Usted me está mintiendo...
El político, es decir el “villano” es Adam Lang, un ficticio ex Primer Ministro del Reino Unido, aliado de los Estados Unidos, en ese momento presidido por el hijo de George Bush. Lo interpreta Pierce Brosnan, y esto demuestra que este apuesto actor irlandés fue y es un actor desaprovechado, por seguir la consabida saga de James Bond.

Escritor Oculto - Pierce Brosnan
Adam, no te preocupes. No es un cretino.

Memorias distorsionadas


El fantasma, recluido en una isla junto a su entrevistado, sus guardas, sus asistentes y su mujer, debe mejorar el manuscrito donde Adam narra sus presuntas memorias, ensalzándose para cerrar con un presunto broche de oro una brillante carrera política. Lo contrata porque no es buen escritor y Fantasma no logra consagrarse en su profesión.

Escritor Oculto - Pierce Brosnan
¿Otro Tony Blair?
¿Para qué escribir memorias, sino? Todos lo hacen para eso. En este caso, es una mera operación de propaganda política. Pero tanto él como su mujer Ruth, que es mucho más importante de lo que parece, terminarán por usarlo y por convertirse en sus verdugos.


Escritor Oculto - Ewan Mc Gregor
El misterio está en los principios.

El siguiente en la lista


Ya había antecedentes muy oscuros. Su antecesor en esa tarea,  un asistente del Gabinete llamado Mc Nara, fue encontrado muerto en una playa de la isla, después de desaparecer del ferry que va a Nueva York. Al parecer, un accidente por estar ebrio. En realidad, fue asesinado porque como bien decía Hitchcock, era “un hombre que sabía demasiado”. Y una testigo que declaró haber visto linternas en la playa, quedó en coma después de otro “accidente” en las escaleras de su casa.

Escritor Oculto - Ewan Mc Gregor
Indagaciones peligrosas

Un postulante inadecuado


Cuando lo contratan en la editorial, hay alguien que no cree que sea el hombre adecuado para el trabajo. ¿Porque sabe que es honesto? ¿Por qué le habla de la muerte de Mc Nara? ¿Por qué le entrega un manuscrito sobre otra cosa para que luego unos motociclistas se lo arrebaten? Fantasma piensa que es para que no le den el trabajo. En realidad, le habría hecho un favor.

Escritor Oculto - Ewan Mc Gregor
La lectura de seis horas
Es evidente que su perfil no se ajusta a lo buscado. No escribía memorias políticas. Pero lo peor es que es una persona idealista, sensible y humana, poco afecta a la falta de escrúpulos y demasiado inocente. Consigue  el trabajo porque aduce que las autobiografías exitosas son aquellas que muestran corazón. Así convence a la editorial, pero eso es lo que menos va a encontrar. No le queda más que mentir para hacerlo bien.

Le gusta jugar a ser el héroe solitario, un espía improvisado que se mete hasta el cuello en la boca del lobo. Y encima se lo confía a quienes no debe. Cualquier persona que fuese astuta se daría cuenta de que Ruth no es de fiar.

Escritor Oculto - Olivia Williams
Ruth-Dalila guarda muchos secretos
¿Por qué lo hace? ¿Por qué la alerta?  ¿No sabe jugar sucio? ¿No puede tener dos caras? Es la única persona que dice lo que en verdad piensa, aunque no se sepa su nombre y sí el del resto. Está destinado a perder y morir, desde que notamos sus jugadas. Sus preguntas serán siempre impertinentes. Incluso cuando lo halagan, diciéndole que es gracioso, todos sienten sus punzadas. Para colmo, intenta descubrir la contraseña en la computadora y hace sonar sin preverlo, todas las alarmas de la casa.


Graves acusaciones. Crímenes de lesa humanidad. Un dardo contra Occidente.


Escritor Oculto - Asistentes de Pierce Brosnan
Es bueno contar con gente de confianza
En cuanto comienza su trabajo, surgen las acusaciones contra Adam sobre crímenes de guerra cometidos por torturas infligidas a terroristas en Pakistán.

El aeropuerto sigue con detectores de metales y rigurosos controles. El espectro del 11-S sigue cerca. En una guerra, nadie es limpio. Pero el poderoso necesita revestirse de apariencias, de respetabilidad intachable. En cuanto que al débil, no le queda más que la desesperación irracional y suicida, ataca a civiles desprevenidos y expone todo su odio.



La película hasta contiene una osada secuencia donde una doble de Condoleezza Rice (la Secretaria de Estado de George Bush) lo apoya por TV frente a semejante situación cuando Adam visita la Casa Blanca. Adam parece hacer el mismo papel que Tony Blair. Viéndolo, Ruth murmura: -No sonrías, cosa que Adam no cumple. Por esto, la isla deja de ser un lugar pacífico y se convierte en una prisión. Hasta lo involucran con la trampa de hacerle redactar un comunicado de prensa. (¿Por qué lo hace, si no le corresponde? ¿No se da cuenta?). Su falta de experiencia en tales situaciones lo deja marcado, es una presa fácil y peligrosa. Los medios y manifestantes hasta lo acosan en su hotel y tiene que irse a vivir con ellos.


Escritor Oculto - Crímenes de guerra
Manifestaciones y violencia

Ni siquiera su propio país quiere respaldar a Adam. El único refugio posible parece ser los Estados Unidos, porque no reconoce a la organización investigadora (La Cámara Internacional del Crimen). Ruth no puede soportarlo. Poco después descubrimos que la CIA está detrás de todo.

Escritor Oculto - Brindis - Ewan Mc Gregor
Al menos, despídete con un brindis arrogante

Jugar con fuego y con el lobo

¿Por qué no se limita a embellecer el texto y a cumplir con su trabajo, sin escrudiñar, sin escarbar? Hablar de más cuesta caro. Y ese brindis que le dedica a Ruth en la presentación del libro, hacia el final, cuando sólo él descubre el misterio que el manuscrito oculta, lo hará por su ingenua creencia de que va a poder hacer justicia. Cuando es un pobre tipo enfrentado a una organización monstruosa, que tiende sus tentáculos por todas partes.


Escritor Oculto - Ewan Mc Gregor y las pruebas
Las pruebas. Susurros de un muerto.

El juego peligroso de Ruth y su misterio. Lobos y corderos.


Cuando Ruth percibe que está investigando por su cuenta, aprovecha la ausencia de Adam para seducirlo, para hacerle creer que está de su lado. Simula ser su confidente y despreciar a su marido. Incluso indagará sobre su vida íntima. Sonreirá cuando logre que él diga “Ambos somos almas sensibles”. Ese es el problema: la sensibilidad. La falta de sangre fría y de maldad.

Ella le cuenta todo a Adam, yéndose a caminar bajo la lluvia. El finge, pero el terreno es demasiado resbaladizo. Luego, Ruth se acuesta en su cama para hacer el amor con él. Una verdadera Dalila, pero con un Sansón en desventaja y desconfiado. Las demás chicas de Cambridge eran todas Yocastas y Pandoras, -le comenta (o sea de las maternales que le enseñan todo o de las  inocentes que descubrían el pecado).

¿Qué estabas haciendo?

En esa conversación a solas que tienen Ruth y Fantasma, salta a la vista que él es muy intuitivo, un detective genial, y que sabe lo que tiene que preguntar. Pero es demasiado confiado. Descubre que Ruth es quien mueve los hilos de esa telaraña, que su marido quizás sea su marioneta. ¿Por qué no hace política por su cuenta?- le pregunta él. ¿Por qué no escribe por su cuenta?- le replicará ella. Ella es invisible para cubrir las apariencias, para manejar los asuntos con sus contactos, que no pueden volverse públicos.

Final de Adam. El visible y peor de todos.


En un juego macabro, el mal demuestra ser más fuerte que el bien. El entrometido no es despierto ni sigue las reglas sucias. De repente, Adam es asesinado por un padre que venga la muerte de su hijo, al bajar del jet privado. Así, de criminal de guerra pasa a convertirse en un héroe y en un mártir, con un libro que batirá récords en las ventas. El proceso se detiene porque el culpable ha muerto.

Escritor Oculto - Casa - Ambientación
La casa-prisión

Escenario frío y hostil. Claustrofobia.


La ambientación es perfecta, una isla desolada con playas ventosas entre borrascas. Una casa de líneas rectas, rígida y fría, funcional y moderna, pero impersonal, diría aséptica, impresión reforzada por exponentes de arte abstracto. Entre ellos, la escultura dorada de una pareja, ¿que conforman una unidad deforme? Los amplios ventanales mantienen la presencia obsesiva de un entorno hostil y vigilado. La limpieza parece el esmero por ocultar otro tipo de mugre.

Escritor Oculto - Auto de víctima - GPS
El auto fantástico

El auto fantástico y delator

El auto de Mc Nara (que quedó abandonado en el ferry), y su sobre oculto con unas fotos y un número de celular bajo uno de sus cajones (al Fantasma le asignan la misma habitación, ¿cuál si no?), hablan por él después de haber muerto. El coche me recuerda a El Auto Fantástico (famosa serie de los 80).



El auto contiene en el GPS su último destino, y así el escritor se dejará llevar hasta la casa del mentor de todo el asunto: el Profesor Emmett, que trabaja para la CIA. Podría haber sido el primer GPS famoso de la historia del cine.
Ghost Writer - Escritor Oculto - Agente CIA
 El demonio

El árbol de la sabiduría y la muerte rondando


A partir de ahí, descubrirá aterrado que dos autos lo persiguen para matarlo. Incluso lo siguen hasta el ferry. Ya está condenado, repetirá el destino de su predecesor, aunque logre hablar con quien acusa a Adam. Emmett lo lleva al cementerio. Su destino ya está sellado.

Porque ahora entiende que la cuestión son los orígenes, ese “pecado original” que  convierte a Adam en un activista político carismático y popular, cuando no tenía el menor interés en serlo. Ese pecado se concreta en Cambridge, desde un taller de teatro, y no es por amor a Ruth, como quiere hacernos creer en su versión color de rosa.
Ghost Writer - Escritor Oculto - Verdugos de Ewan Mc Gregor
 Los verdugos esperan
Sino por ambición, por poder, por codiciosos intereses en la venta de medios y armas para la guerra, corporación que fabricó su mismísimo jet privado. En el teatro, como en la política, “se finge ser quien uno no es para tener éxito”. Su carisma entusiasmó a Emmett, la Serpiente. Ruth bien podría ser la Eva que ya hincó los dientes en la manzana del Edén. Y ahí empieza la cadena del Infierno. Por algo, el premier se llama Adam.


Polanski en Hollywood. Recuerdos dolorosos y un delito


Estados Unidos no debe simpatizarle mucho a Polanski. Ahí vivió la segunda gran tragedia de su vida (tras los campos de concentración nazis donde sólo su padre sobrevivió y en constante evasión durante su infancia). En Los Angeles masacraron en su mansión a su mujer Sharon Tate embarazada y a sus amigos en una noche nefasta de 1969. Asaltada por una banda de locos que practicaban el satanismo (el clan de Charles Manson).

Sharon Tate - Polanski
Polanski y su musa - Sharon Tate, bellísima.

Fue la maldición de su película El bebé de Rosemary. El mal misteriosamente llama al mal. No se puede mirar hacia el abismo. El abismo terminará mirándote a ti, -dijo Nietzche una vez.

Después, en 1977, en casa de Jack Nicholson, lo acusan de abusar de una menor de 13 años, a quien debía fotografiar para una revista de modas. Fue declarado culpable, y después de estar preso en California unos 40 días, escapó a Francia.

Hasta ahora no lograron extraditarlo, y esto minó su reputación. Siempre fue muy cuestionado por su vida privada, pero admitió no haber podido superar nunca la muerte de Sharon. Esto quebró su carrera. Pese a todo, siguió trabajando, rodando Tess (1979) y Búsqueda frenética (1988), con Harrison Ford, que es de un tinte mucho más comercial.

El bebé de Rosemarie
El bebé de Rosemarie - Mia Farrow

Vida personal. Recuerdo del horror


Sus películas de terror sobrenatural no demuestran más que heridas abiertas en su infancia, mientras sus padres estaban muriendo y escapaba de hogar en hogar, adoptado por matrimonios que querían salvarlo, o siendo un mendigo que suplicaba en alguna calle del gueto de Cracovia. Ahora está felizmente casado y ha tenido hijos. Esta feliz recuperación es la acreedora de obras tan estupendas como esta. Porque El Escritor Oculto es, simplemente fascinante.


Escalofriante. Polanski no cree en los finales felices.


En la magnífica secuencia final, después de que Fantasma muere atropellado por uno de los autos que lo perseguían, las páginas del manuscrito original se esparcirán por la calle, arrastradas por el viento, como vuelan las palabras habladas, sin que quede evidencia alguna, y sin ningún peatón que acaso sospeche lo que se ha perdido.

Ghost Writer - secuencia final
A las palabras se las lleva el viento.

Publicar un comentario